El inglés en infantil

El aprendizaje de un idioma se realiza por repetición de rutinas, tanto auditivas como sonoras.

Es fácil que con un año de edad el pequeño nos entienda sin que él diga una sóla palabra. Su balbuceo es el entrenamiento para afinar la reproducción de los sonidos que escucha. En este periodo los niños crean un vocabulario pasivo enorme que almacenan sin esfuerzo y que es el producto de escuchar continua y repetidamente palabras. Su sistema hablado aun no está “afinado” para reproducirlo pero la gestión del vocabulario y de los sonidos ya es automática.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Tienes que aprobar los términos para continuar

Menú
×

Powered by WhatsApp Chat

× ¿Necesitas Información?